Cosas que nunca debes hacer en Las Vegas

Cosas que nunca debes hacer en Las Vegas

Hacer una lista de las cosas que tienes que hacer en Las Vegas es muy sencillo. Siempre hay alguien que te explica dónde tienes que ir, qué shows ver, qué discos tienen los mejores DJ y qué casinos son los más divertidos. De hecho, hay tantas cosas que hacer que uno puede llegar a saturarse.

Esta es una lista algo diferente. Pensamos que deberías dejarte llevar y hacer lo que te apetezca, así que en lugar de darte una lista de las cosas que no te puedes perder, hemos hecho una lista para principiantes de las cosas que nunca deberías hacer en Las Vegas. Si sigues estos consejos seguro que te divertirás al máximo en Las Vegas y te evitarás sorpresas desagradables.

Nunca uses cajeros automáticos en el casino

Es de sobra conocido que los casinos cobran absolutamente por todo, y uno de los gastos inesperados es la comisión que te cobran por utilizar sus cajeros automáticos (ATM). Las comisiones aplicadas a los retiros de dinero en los cajeros automáticos de los casinos pueden llegar a ser el doble de las de un cajero normal. Si solo retiras dinero una o dos veces la diferencia no será muy grande, pero si continúas utilizándolos para seguir jugando, la cantidad total puede ser bastante grande. Retira el dinero que necesites desde el principio y sepáralo en sobres para saber de cuánto dispones cada día. Así sabrás exactamente el dinero que puedes gastar y llevarás mejor el control.

No uses el mini bar

Los casinos en Las Vegas son gigantes y normalmente no tienen los suficientes empleados como para revisar todas las habitaciones antes de que hagas el check out. Por eso, en lugar de tener una persona que revise tu habitación y compruebe lo que consumiste del mini bar, los casinos tienen sensores automáticos. Tan pronto como agarres  algo del mini bar, se cargará a tu cuenta, ¡así que ten cuidado! Asegúrate de tocar solo lo que quieras tomar y lo que estés dispuesto a pagar.

No grabes en video en el interior de los casinos

Vivimos en la era de las redes sociales y compartimos fotos y actualizaciones de estado constantemente. Seguro que sientes la tentación de sacar una foto de una mano ganadora o de una tragamonedas escupiendo ganancias. Antes de viajar a Las Vegas debes ser consciente del uso que haces de las redes sociales, porque en los casinos de Las Vegas está terminantemente prohibido grabar o sacar fotos. La multa puede llegar a $100.000. No querrás regresar a casa con semejante multa…

No lleves zapatos incómodos

Algo que normalmente sorprende a los turistas es la distancia que se camina a lo largo del día. Los casinos son enormes y tienen múltiples atracciones. Es muy probable que pases el día caminando de un lugar a otro y de un casino a otro casino. Unos zapatos cómodos te evitarán molestias para que pases un día genial.

No te cases

No deberías casarte a no ser que vayas a Las Vegas con la intención expresa de casarte. Parece obvio, pero si no fuese algo tan común entre los turistas borrachos, no harían películas como Algo pasa en Las Vegas (What happens in Vegas en inglés). Cada día se celebran más de 300 bodas en Las Vegas, ¡imagínate cuántas de estas bodas no eran planeadas! Recuerda que el matrimonio será válido en tu país y que en algunos casos no es posible divorciarse antes del primer año. Si es así, no hay nada que puedas hacer al día siguiente. Para evitar resacas con algo más que un dolor de cabeza, es mejor mantenerse alejado de las capillas…

Nunca confíes en los pases VIP que te entregan en la calle

Como en muchos destinos turísticos, en Las Vegas te perseguirán intentando entregarte pases para shows gratis o discos, pases VIP y todo lo que te puedas imaginar.

Aunque puedes conseguir ofertas interesantes, es importante que leas la letra pequeña. Puede que la entrada al show sea gratis pero puede que te obliguen a consumir un mínimo de dos copas o que los precios de las bebidas sean altísimos. Asegúrate de leer la letra pequeña siempre y de conocer los costos ocultos que puedan existir.

Las Vegas es una ciudad muy divertida para el turista, y es una visita obligada para los aficionados al juego. Es una ciudad llena de luces, alegría, diversión y sobre todo, acción. Sigue nuestros consejos, ten cuidado con tu cartera y disfruta de Las Vegas al máximo. ¡No te arrepentirás!